En la moderna gestión empresarial existen factores que, en ocasiones, sobrepasan la capacidad de resolución de los propios problemas de gestión, uno de ellos son las pérdidas que genera el absentismo laboral y es justamente lo que tratan de abordar estas técnicas como parte de una gran problemática provocado por temas psicosociales, como la ansiedad, la depresión reactiva, las enfermedades relacionadas con el trabajo (Work related diseases ó W.R.D.) muchas de ellas de origen psicosomático, y que se deben abordar desde la gestión moderna, como una problemática más, inherente a la faceta de la prevención de riesgos profesionales.

Las técnicas de relajación tratan de ayudar al trabajador, y a la empresa, a afrontar el estrés en el trabajo, y mejorar así:

  • La satisfacción del individuo
  • El clima laboral en la empresa
  • Integración entre compañeros
  • Ayudan a superar dependencias
  • Promueve las actividades en grupo.

No en vano, las economías consolidadas como las de USA, aplican alguna de estas técnicas desde hace muchos años como la de relajación de Jacobson, así como las economías asiáticas como la nipona que ya la aplica también, obteniendo importantes mejoras significativas en su gestión.
Además de favorecer en la concentración, persistencia en su ejecución, en la agilidad mental, discernimiento de ideas y en la capacidad de innovación; ayudan a conocerse a sí mismos, son asépticas en cuánto que no adoctrinan al trabajador en ninguna corriente ni política ni religiosa, y por lo tanto, adaptables a todo el mundo y pueden repetirse tantas veces se desee en el tiempo.
Anímate a mejorar el clima laboral, los conflictos de rol personal, la comunicación personal, la adaptación y motivación en el trabajo implantando en la empresa alguna de las técnicas que verás a continuación.

Las Técnicas de Relajación Más Conocidas
Para Empresas

Son programas que puedes impartir en grupos de 15 – 20 personas, y tienen una duración de unos 45 a 60 minutos por sesión.
Si deseas cotización de alguna de estas técnicas solicítalas a informes@conexion-corporal.com

Fuente: Aepsal