Sabes que la mala alimentación de los trabajadores, repercute negativamente en la productividad? un estudio reveló que una nutrición inadecuada conlleva a pérdidas del 20% en la productividad en las empresas de todo el mundo.

Lamentablemente sobre nutrición sabemos muy poco y es que ni en la escuela, ni en casa nos enseñan a nutrirnos, al parecer nos hicieron creer que no era tan importante, de lo contrario sabría al menos, que cantidad de vitamina C necesita nuestro organismo diariamente por citar un ejemplo, pues bien de que se trata la nutrición? De aprovechar los nutrientes de los alimentos, ya sea carbohidratos, grasas y proteínas que son los macronutrientes y las vitaminas y minerales que son los micronutrientes. Cada uno tiene una función, y si hay escasez o exceso de ellos se produce un desequilibrio nutricional.

Se dice que el estado nutricional y el rendimiento laboral del trabajador es un pack que no puede separarse, ¿porque? Porque pasamos un tercio del día en el trabajo. Ahora, la productividad se refiere al nivel de rendimiento de cada empleado y es un indicador de eficiencia que tiene que ver con el resultado y el tiempo que les demanda.

Son 5 comidas principales que debe tener toda persona, pero 5 comidas saludables: Desayuno, Merienda, Almuerzo, Merienda y Cena… ¿o alrededor de las 11:00 am y 5:00 pm aprox no te da hambre?  Es ahí cuando pecamos, consumiendo alimentos chatarra, perjudicial para la salud. Es por eso que el ámbito laboral es el lugar indicado para promover la buena alimentación, pero la mayoría de las organizaciones lamentablemente, ofrecen todo lo contrario a una alimentación sana; colocando expendedoras de gaseosas, galletas, papitas, golosinas; en vez de frutas, barras energéticas u otro entremés saludable; y si hablamos de las reuniones de trabajo, ¿qué es lo que se come en ellas? ¿Por qué no ofrecer frutas cortadas para comer tipo snack?

Conozco empresas que ya implementaron este sistema en su plan de bienestar, y han

cambiado los productos que se expenden en las máquinas por productos saludables.

7

Recuerda que la alimentación es una protección a la salud del trabajador y debe considerarse dentro de los programas de salud y bienestar. Y si vas a fomentar un programa de bienestar, debe existir coherencia entre lo que haces y dices. Ofrece menús saludables y adecuados, así como educación alimentaria, y retira las máquinas expendedoras si no puedes ofrecer algo realmente beneficioso a la salud. Todo cambio es un proceso pero no se da, si no das el primer paso. Cuando se cree el hábito, verás el impacto en tu organización y tendrás empleados más felices y productivos.

Si deseas un cambio hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué medidas están implementando en tu centro de trabajo?
  • ¿Qué podría cambiarse o mejorarse?
  • ¿Qué otras medidas aparte de las expuestas podría plantearse?

 

Si deseas asesoría comunícate con nosotros al 2638438 a al 989217777

 

 

boton-pdf2